miedo al dentista 7 magazine
Entrevista al Dr. Lara en 7 Magazine
30 abril, 2021
NueveCuatroUno - Sedación Consciente para el miedo al dentista
Nuevecuatrouno – Sedación consciente: la mejor manera de perder el miedo al dentista.
16 junio, 2021
Show all
Salud bucodental y deporte

Salud bucodental y deporte

Salud Bucodental y deporte

Salud Bucodental y Deporte

Hoy en día, ciertos factores ambientales como el tabaquismo, la higiene oral, el estrés y el estilo de vida, muestran influencia en la gravedad de la salud bucal. También aspectos de salud general, como la diabetes, cuadros de inmunosupresión y enfermedades de carácter autoinmune, están muy relacionadas.

El ejercicio físico y el deporte son estrategias de promoción de la salud, en base a los efectos funcionales y estructurales que promueven en los sistemas y órganos implicados en su práctica.

La pandemia del Covid-19, ha traído cambios en el comportamiento de la población, uno de los más llamativos es el aumento de la actividad física y el deporte, prueba de ello lo encontramos en el aumento de venta de bicicletas y zapatillas de running.


Por todo ello, en este artículo, queremos dar a conocer unos consejos de salud bucal para todo tipo de deportistas o gente que ha adoptado el ejercicio físico como parte de su vida.

Lo que está claro es que el deporte, salud física y psíquica van de la mano de una buena salud general, y como no, de una buena salud bucodental, aunque no siempre se consigue, ya que dependen de ciertos factores como genética que no son controlables.

 

Personas que se inician en una actividad deportiva.

En este caso, lo primero es saber cómo se encuentra uno a nivel de salud general, para elegir qué deporte debe hacer, cuál es el que más le conviene y poder ir poco a poco cogiendo ritmo.

Desde el punto de vista odontológico, es conveniente pedir cita en el dentista para hacer una revisión general y descartar cualquier tipo de patología infecciosa que pudiera tener interacciones con el deporte, como por ejemplo, una muela del juicio que cuando se hace esfuerzo duele y se inflama la zona.

Es conveniente enfatizar la necesidad de la higiene y en caso de que presente dientes ausentes que puedan afectar a su capacidad masticatoria, plantear la necesidad de rehabilitación funcional para obtener una situación adecuada. Hay que saber que la digestión se empieza en la boca con la trituración de los alimentos, y si no tenemos buen estado de salud bucal, por mucha dieta mediterránea que comamos o dietas profesionales para adelgazar, o preparar al deportista para una competición, nunca podrán ser totalmente eficaces, si por ejemplo nos faltan piezas dentales que no puedan hacer esa primera fase de masticar.

Recordar la importancia de la alimentación equilibrada para mejorar su salud bucodental, y para adaptar el cuerpo progresivamente al esfuerzo físico (desarrollo músculo-esquelético, cardiovascular y metabólico).

 

Deportistas habituales.

Los puntos principales que pueden ser causa de riesgo buco dental en deportistas habituales son:

  • Sequedad de boca, en ejercicios de mayor intensidad y duración, que modifican la saliva (mayor acidez = mayor número de caries y desgastes dentales).
  • Ingesta de bebidas y compuestos azucarados durante el deporte (geles, bebidas azucaradas, etc.) y que en las condiciones de sequedad de mucosa bucal pueden causar mayor daño dental (mayor número de caries).
  • Hiposalivación en deportes de intensidad elevada por aumento del simpático.

El deporte debe adaptarse al nivel de condición física. Los deportes realizados a intensidades elevadas y de forma prolongada incrementan la inflamación y el riesgo bucodental, y de lesiones deportivas. Siempre se recomienda un consejo especializado sobre el tipo de actividad deportiva y su intensidad personalizada a cada persona.

Es aconsejable equilibrar la alimentación (hidratos de carbono, proteínas y vitaminas especialmente) e hidratación a las necesidades del deporte. La disminución de la salivación y el cambio del PH son factores de riesgo para la salud bucodental.

Para las personas con problemas de encías (inflamación, sangrado, movilidad de dientes), podemos destacar los siguientes consejos de estilo de vida y ejercicio:

  • La dieta equilibrada rica en antioxidantes y grasa polisaturada y omega 3 protege frente a la periodontitis. La ingesta adecuada de hidratos de carbono y de proteínas facilita la asimilación del ejercicio, reduciendo el riesgo catabólico relacionado con la periodontitis. Mejor alimentación se traduce en menos problemas de encías, pérdida de hueso y consecuente movilidad dentaria.
  • El ejercicio regular aeróbico mejora su respuesta y adaptación al estrés y a la inflamación, como efectos frente la periodontitis.
  • El sueño recuperador es muy importante para asimilar el estrés físico, y reducir las respuestas negativas que aumentan el riesgo bucodental y físico.

 

Recomendaciones de salud bucal y ejercicio físico en la tercera edad

El ejercicio regular, la alimentación equilibrada y el descanso retardan la evolución del envejecimiento. El tratamiento del edentulismo es clave para el mantenimiento de la salud general y la calidad de vida en esta edad. La mejora de la fuerza y de la resistencia, mediante la práctica de ejercicios como el caminar rápido, reducen el riesgo de mortalidad y son un factor pronóstico positivo frente a las patologías crónicas cardiometabólicas más prevalentes en nuestro entorno.

Las patologías más frecuentes en este tipo de pacientes son: caries, enfermedad periodontal y ausencias dentarias. Un buen tratamiento de estas patologías mejorarán su salud bucal y su salud general. Hay que tener en cuenta que estos pacientes ya presentan patologías sintémicas como hipertensión, diabetes, etc. que repercuten en su estado bucodental. Por lo que, no es solamente ir al dentista y mejorar la boca, si no controlar el resto de enfermedades.

En Lara y Ochoa promovemos la salud bucal y general. Apoyamos el ejercicio físico como estilo de vida para estar mejor, a nivel físico y mental. Y recomendamos siempre una dieta saludable para lograr una salud integral en cada uno de nosotros. No hay persona sana sin una boca bien cuidada, ya que ésta, es la entrada de todos los agentes externos al organismo.